Concluye en Enfermería el Programa Integral de Bienestar y Calidad de Vida

 

Jesús Alberto Rubio

Este jueves concluyó el Programa Integral de Bienestar y Calidad de Vida, dirigida a empleados y profesores del Departamento de Enfermería de la Universidad de Sonora.

Correspondió a María Olga Quintana Zavala, jefa del Departamento, clausurar el evento con la entrega de constancias, luego de que Kathia Cervantes Orduño y Fernanda Flores Piña, pasantes de la carrera en servicio social, presentaron los resultados de esa acción semestral de salud universitaria.

Además, en el cierre de las actividades, cuyo enfoque fue multidisciplinario, dirigieron una dinámica integradora para la promoción y el reconocimiento de virtudes y cualidades de los participantes.

Carolina Angélica Soto Coronado, coordinador responsable del programa, destacó que tuvieron el respaldo de pasantes de las carreras de Ciencias Químico Biológicas, Ciencias Nutricionales y de Cultura Física y Deporte, dando a conocer que la acción inició en enero pasado como plan piloto en el Departamento de Agricultura y Ganadería (DAG).

Junto con Osmar Efrén Figueroa Palomino, pasante de la licenciatura y prestador de servicio social en el Departamento, destacó que el programa se enmarcó en el gran objetivo institucional de distinguir y hacer trascender a esta casa de estudios como una Universidad Saludable.

Informó que en el DAG incorporaron a 71 docentes y empleados, en tanto a otros 18 a partir de agosto pasado en el Departamento de Enfermería. “El objetivo central fue bajar los niveles de riesgo de enfermedades cardiovasculares, fomentar el cuidado, autocuidado, la educación y la prevención”, dijo acompañada de Inés Guadalupe García López y Silvia Dolores Mosqueira Denisy, estudiantes colaboradoras de la actividad.

Soto Coronado, quien es también responsable del Consultorio del Departamento, informó que la actividad involucró a cinco prestadoras de servicio social, dos de prácticas profesionales, una alumna egresada de químico biólogo clínico y un académico del Departamento de Ciencias del Deporte y de la Actividad Física.

A los participantes, añadió, se les tomaron muestras sanguíneas, biometría hemática y control de lípidos para conocer los niveles de colesterol, glucosa, presión sanguínea, triglicéridos, incluso medición de peso y altura.

Incluso, indicó que de manera complementaria llevaron a cabo clases de yoga y el manejo del estrés, impartidas por la instructora certificada Arely Zamora Ruiz, además de brindarse la información adecuada de cómo llevar una alimentación saludable.

Al cierre del programa, que habrá de continuar el próximo semestre, dijo que volvieron a medir el estado de salud de los participantes de Enfermería para conocer una diferencia en su calidad de vida entre agosto y diciembre.