Los servicios de salud en México tienen clara tendencia a la universalidad

El sistema de salud en México tiene que modificarse para otorgar a todos los mexicanos, por igual, el derecho inalienable que tenemos de esos servicios, como se contempla en el artículo cuarto de la Constitución mexicana, y los últimos cambios, de acuerdo a las políticas gubernamentales, marcan una clara tendencia a la universalidad de los servicios.

Manuela de Jesús Escalante Verdugo, responsable del área de Enfermería de la Secretaría de Salud en el Estado, dijo que estos cambios no son exclusivos de México, donde la reingeniería no ha sido fácil.

"La tendencia del sector salud es a la universalidad de los servicios. Es una realidad en la que nosotros, los del sector de la enfermería, tenemos que pensar qué es lo que vamos a hacer para responder a las nuevas exigencias del sistema para ser competentes", advirtió.

Durante su participación en el II Congreso Internacional de Enfermería, la también docente de esta casa de estudios dijo que los profesionales de la enfermería deben prepararse, adecuarse y reaprender en el quehacer laboral para ser cada vez más eficiente, más competitivo.

En su exposición, hizo referencia a cómo ha evolucionado el sistema de salud en México desde su origen, con la creación del Hospital General de la Ciudad de México y la creación de la Secretaría de Asistencia Pública (SAP), en 1937.

"En el sistema de salud siempre ha habido reformas, y en la actualidad, específicamente desde el 2013 a la fecha, estamos avanzando en lo que será el Sistema Nacional de Salud Universal", dijo.

Mientras, habló de la creación de la Secretaría de Salud y el IMSS, en 1943; el Issste, en 1959, y otros cambios, hasta llegar al 2003, cuando se creó el Sistema de Protección Social en Salud, cuyo brazo protector es el Seguro Popular.

"Tuvieron que pasar 60 años para que alguien se diera cuenta y voltearan a ver que había un fragmento muy grande de la población que no era atendido en su derecho a la salud, como lo establece la Constitución", afirmó.

En este contexto, explicó que el sistema mexicano de salud ha estado siempre fragmentado, segmentado, separando a los asalariados con servicios de salud, de los que pueden pagarlo de manera privada y los que no tenían absolutamente nada.

Por esta situación, dijo, este sistema en México se encuentra colapsado, pues por la falta de atención primaria a ese grupo sin servicios por tanto tiempo, crecieron los retos, al incrementarse también el índice de personas enfermas sin tratamientos y/o seguimientos adecuados, con enfermedades como la diabetes, el sobrepeso y la obesidad, y el aumento en la esperanza de vida, entre muchos otros factores.

Ante este panorama, Escalante Verdugo dijo que el sector de la enfermería tiene más retos, pues si bien es cierto que en esos cambios del sistema se han logrado avances académicos, deben ver el trabajo al lado del usuario, porque es a quien tienen que llegar, y para ello, tienen que involucrarse en los procesos de reingeniería del Sistema Nacional de Salud.

"Tenemos un trabajo en el que todos los días debemos pensar cómo le vamos a hacer para cambiar el sistema", concluyó.

La coordinadora del Área de Enfermería del Sector Salud en Sonora dijo que en México hay un censo de 755,295 enfermeras, de las cuales el 85% son mujeres; el 43% tiene estudios profesionales, 31 tienen estudios técnicos y 26 son auxiliares, y en nuestra entidad, son 7,596 las enfermeras y enfermeros activos. (BE)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN